domingo, 22 de mayo de 2011

María Luciana

No importa lo mucho que hayas preparado la maleta con las cosas para la clínica, que hayas seguido cursos de profilaxis o que hayas insertado un widget con una suerte de quiniela lo más acertada según el pronóstico médico de alumbramiento, cuando la tienes en las manos es indescriptible y oír sus pequeños susurros convierten el silencio en un viento que no deja de viajar en torno tuyo.

El jueves 19 de mayo llegó María Luciana a las 02:46 de la mañana, y trajo mucho más que una sonrisa.



Una luz que no se apaga.

2 comentarios:

DORAda dijo...

Quiero verla, fotos por piedad!

Jordie Nilla dijo...

Gracias por este artículo que contiene una gran cantidad de buenos consejos ti. Esto es algo que tenía dificultades para comprender antes.
voyance gratuite par telephone