lunes, 8 de octubre de 2007

Unu Urco




























En la comunidad de Urco (distrito de Calca), el domingo 30 de septiembre, se escenificó una vez más el mito de Unu-Orcco o Cerro de Agua. Cuenta la leyenda que, para variar, el Inca Urco ofreció a su hija Kusi Q'oyllur en matrimonio al curaca que sea capaz de traer agua a la comunidad; luego de un singular combate simbólico de maña, construcción y fortaleza, el pretendiente vencedor logra el cometido. Sin embargo (y para variar), la princesa inca huye con su amante, un curaca derrotado y ambos se convierten en piedra. La puesta en escena estuvo representada por la gente de Urco junto a los alumnos de Bellas Artes de la filial Calca, en la cual también se diseñó y construyó el escenario. Como docente de la ESABAC, tuve el privilegio de colaborar pegando cartón con engrudo a la representación de las verdaderas ruinas (o restos arqueológicos, como prefieran) situadas a 15 minutos del lugar escogido como escenario; sin saber aún que el escenario estaba diseñado a una escala de 5:1 aproximadamente.

Durante la representación, tres grupos al mando de sus respectivos curacas combaten "edificando" puentes de soga, varas de madera y piedra, para finalmente entablar una lucha simbólica con cántaros en las espaldas. Finalmente, el curaca vencedor sube con su ejército de hombres a traer el agua de la laguna de Qan Qan, la cual es liberada por medio de una represa haciendo que el espectáculo sea más impactante visualmente (lástima que no llegue directamente hasta el mismo proscenio como en años anteriores).

Gente adelantada al contexto optó por el agua San Luis "Ah, y no se olvide: no es mineral" :S.

Luego de algo más de dos horas de actuación, bajo el brillante sol del valle y con la típica luz dura serrana, llegamos al atardecer al altar ceremonial de Urco. El cual, gracias al cielo, aún no tiene la horrible señalización ni cordones de seguridad distintivos del Instituto Nacional de Cultura, aunque (nuevamente para variar) la gente aprovecha la oportunidad para encaramarse a toda piedra que encuentra.

El menú del día: Pato asado, chicharrones de cerdo, frutillada, chicha de maíz. La elección: milanesa de pollo infestada de mosquitos.

Inversión para contemplar la festividad:

Bus Cusco-Urco: S/.5.60 (ida y vuelta - se toma en el paradero de Urubamba)
Milanesa de pollo: S/. 7.00
Gastos "operativos": S/.9.00

Algo más de información sobre el lugar: Las sombras del monte Pitusiray