martes, 8 de enero de 2008

Bajada de Reyes en San Pablo


















En el distrito de San Pablo, provincia de Canchis, existe la curiosa tradición de la carrera de reyes.

Luego de una ceremonia en el Teatro Wilson del pueblo donde los tenientes depositaban previo "permiso" sus látigos y pututos ante las autoridades municipales y los "reyes" de este año, para después tomar un reconfortante vaso de ponche con castañas y galletas de animalitos, los reyes salen ataviados como tales a la plaza donde se realizará el diálogo con el rey Herodes, quien teme por su trono. Un espectáculo bastante cómico.

Alrededor de las 14:30 horas comienza la carrera hípica entre diferentes studs y "stups" donde compiten las comunidades de Langui, Layo, Checca.

El tío Machula y su compañero borracho deciden que es hora de trotar en la pista en paños menores. Cerveza por doquier.

Finalizando la carrera, y con la virgen de Belén como invitada de honor, proceden a dar la partida de los tres reyes magos. Si gana el rey blanco, habrá dinero todo el año, si gana el rey indio, habrá producción y cosecha, si finalmente gana el rey negro, será un mal año. Tradiciones...

Curiosamente en la "primera" salida ganó el rey blanco, porque los otros dos contendores se quedaron en la línea de partida.

En la segunda partida ganó el caballo del rey blanco quien al parecer había caído del caballo, siendo el jinete ganador el rey negro. Sin embargo a pesar que el alcalde del pueblo iba a entregar el premio al primero, la multitud enardecida apoyaba al rey negro...

Negra ventura...

3 comentarios:

ilsebe dijo...

Hola Luis: llegué hasta aquí buscando información sobre los q'uero, cuya espiritualidad y sabiduría me interesan mucho. Así es que veo tus fotos y me gustan mucho.

Tronix dijo...

buena serie


saludos

julio roberto dijo...

es un gusto saludad a luis h figueroa.
navegando es que se encuentran las grandes cosas y esta es una. como luis pertenece a la pujante paisanidad, debe tener un archivo familiar con las fotografías de los pueblos y sus mercados. qué bueno resultaría si en uno de esos arranques irrefrenables de los paisas, publicara algo de ello, ojalá comenzara por rionegro y andes.