viernes, 23 de octubre de 2009

Diáspora azul


En mil recuerdos te incendio, sin premura, sin agitación;
mil pálpitos lejanos de piedra sobre piedra,
y arenas sobre el vacío...

Te alejas por una ventana que te contempla,
a través de sus párpados,
con nuevos ojos, con otros ojos.